Hoy os traigo una deliciosa receta de carrot cake o bizcocho de zanahoria, además de quedar muy esponjoso, es jugoso y no extremadamente dulce.

Se puede preparar para base de una tarta o simplemente espolvorearlo con azúcar glass, crema de queso o como he hecho yo con chocolate.

Es un bizcocho sencillo, que viene ideal para una buena merienda o incluso para sucar con el café o la leche.

Las medidas de ingredientes que os doy es para hacer un bizcocho con un molde de unos 18 cm de diámetro, yo lo he hecho más pequeño para poder hacer magdalenas también ;).

Os dejo con la receta de este bizcocho de zanahoria.

Ingredientes del Carrot Cake:

  • 4 huevos L
  • 250 gr de harina de trigo
  • 125 ml de aceite de girasol
  • 250 gr de zanahoria rallada y escurrida
  • 50 gr de almendra cruda molida
  • 200 gr de azúcar moreno
  • 1/4 de cucharadita de sal
  • Media cucharada de esencia de vainilla
  • 15 gr de levadura royal
  • Media cucharadita de canela en polvo

Preparación del Carrot Cake o Bizcocho de Zanahoria:

Tiempo necesario: 1 hora y 30 minutos.

Preparación de Bizcocho de zanahoria

  1. Mezclar ingredientes secos

    En un bol mezclamos, la harina, la sal, la levadura y la canela y lo tamizamos. Después de tamizarlo le incorporamos la almendra molida, mezclamos y lo reservamos.

  2. Hacer la masa

    En un bol grande, vertemos el aceite y el azúcar moreno y mezclamos, después vamos incorporando los huevos uno a uno y mezclando todo bien, por último incorporamos la esencia de vainilla y mezclamos.

  3. Incorporar los ingredientes secos

    A la mezcla de los huevos vamos incorporando poco a poco la mezcla de los ingredientes secos, y removiendo para integrarlo sin sobrebatir.

  4. Añadimos la zanahoria rallada

    Por último le añadimos la zanahoria rallada y mezclamos bien. Vertemos la mezcla en un molde enharinado o forrado con papel de hornear y lo metemos al horno previamente precalentado a 170ºC, durante una hora más o menos, dependiendo del horno, cuando pase una hora ir probando pinchando con un palillo en el centro del bizcocho , si sale limpio ya está horneado.

  5. Listo!

    Pasado el tiempo de cocción, sacarlo y dejarlo sobre una rejilla unos minutos, luego desmoldarlo y dejarlo enfriar del todo sobre la rejilla. Como os había comentado en un principio, yo lo hice más pequeño para poder hacer unas cuantas magdalenas.

Ya solo os queda decorarlo como más os guste!!

Este bizcocho podéis hacerlo de un día para otro, solo cuando se enfríe bien, lo tapáis con papel film y listo! al día siguiente estará como recién hecho, prometido!

Que aproveche!!

El Pastel Polaco o tarta Karpatka, es un postre tradicional de Polonia. Está hecho de una masa quebrada rellena de natillas o crema, también se le puede añadir una fina capa de mermelada.

Su nombre viene, por la pasta choux en polvo, que se parecía a los picos nevados de los Cárpatos- Karpaty en polaco.

Hoy os traigo una versión de esta tarta, que por cierto está deliciosa, suave y cremosa. Yo en vez de mermelada, le he puesto una fina capa de nata, que me encanta! Espero que os guste.

Ingredientes para Pastel Polaco

Para la masa choux:

  • 100 ml de leche
  • 2 gr de sal
  • 100 gr de mantequilla
  • 5 gr de azúcar
  • 150 ml de agua
  • 4 huevos M

Para la crema:

  • 150 gr de mantequilla
  • 500 ml de leche
  • 120 gr de azúcar
  • 45 gr de Maizena
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 3 yemas de huevo
  • 1 huevo

Preparación para el Pastel Polaco

Tiempo necesario: 2 horas.

  1. Preparación de la crema

    La crema pastelera la podemos preparar el día de antes, o como mínimo dejar enfriar en la nevera unas 4 horas.
    En una olla vertemos la yemas, el huevo, el azúcar, la maizena y la esencia de vainilla, mezclamos todo bien con unas varillas, después le vertemos la leche, removemos y lo llevamos al fuego.

  2. Preparar la crema

    Ponemos el fuego a media potencia, y no paramos de remover con unas varillas, cuando empiece a espesar, cocinamos durante un minuto más, sin parar de remover y sacamos del fuego. Lo ponemos en un bol y tapamos con papel film, cuando la crema se temple la llevamos al frigorífico.

  3. Hacer la pasta choux

    En una olla a fuego medio, añadimos la leche, el agua, el azúcar, la mantequilla y la sal, cuando se derrita la mantequilla y empiece a hervir, añadimos la harina de golpe, y con una espátula removemos hata que quede todo bien integrado y sin grumos y la masa se despegue con facilidad de las paredes.

  4. Hacer la pasta choux

    Dejamos enfriar la masa unos minutos, y después le añadimos los huevos de uno en uno, hasta que quede una masa cremosa.

  5. Precalentar el horno

    Mientras se precalienta el horno a 210ºC, partimos la masa en dos y vertemos la primera mitad en el molde, previamente forrado con papel de horno. Metemos el molde en el horno, y bajamos la temperatura a 190ºC, durante unos 25 minutos. Haremos lo mismo con la otra mitad.

  6. Terminar la crema

    Mientras las pastas choux se enfrían, terminaremos la crema. Una vez esté fría la crema la sacamos de la nevera, y con unas varillas aligeramos su textura. Por otro lado ponemos la mantequilla que tendrá que estar a temperatura ambiente, y con la ayuda de unas varillas eléctricas la batimos, una vez esté bien batida, le añadimos la crema y batimos bien hasta que se queden bien integradas.

  7. Montar el pastel

    Yo he usado un molde desmoldable, para así poder montar la tarta mejor. Ponemos una de las bases de la pasta choux, añadimos la crema y encima ponemos la otra base de pasta choux. Tapamos con papel de plata y dejamos reposar unas horas en la nevera, para que coja consistencia.

Como podéis ver en la foto yo le puse una fina capa de nata montada, y antes de servir le podéis poner azúcar glass por encima, y ya está. Nuestra tarta karpatka!!

Espero que os haya gustado, que aproveche!

Hola querido amig@s! hoy os traigo una receta de rollos de canela esponjosos, o dicho de otro modo los cinnamon rolls.

Es una receta originaria en los años 20, de Suecia y Dinamarca, y al que llamaban pan de canela, antiguamente por el costoso de sus ingredientes, solo se servía en las casas adineradas.

Después de eso se hizo famoso en Estados Unidos, como cinnamon roll, una especialidad repostera muy típica de allí.

Me encantan todos los dulces, pero me chiflan todas esos bollos o pasteles esponjosos, que se deshacen en la boca. Son deliciosos!

Y ahora después de hablar un poquito sobre la historia de esta delicia, vamos a hornear!

Ingredientes para la receta Rollos de canela esponjosos

  • 450 gr de harina de trigo común
  • 300 ml de leche tibia
  • 2 huevos
  • 50 gr mantequilla temperatura ambiente
  • 20 gr de levadura fresca (o 7 gr de levadura seca)
  • 35 gr de azúcar
  • 5 gr de sal

Para el relleno

  • 80 gr de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 gr de azúcar moreno
  • 10 gr de canela

Glaseado

  • 100 gr de azúcar glass
  • Un poco de agua

Paso a paso de los rollos de canela

Tiempo necesario: 2 horas.

  1. Activar la levadura

    Calentamos 100 ml de la leche, que esté tibia, y le añadimos una cuchara del azúcar y la levadura, removemos bien y dejamos de 5 a 10 minutos de reposo para que se active.

  2. Hacer la masa

    En un recipiente añadiremos la harina, haremos un hueco en medio, como si fuera un volcán, y en medio añadimos la levadura activada, el resto de la leche, que esté tibia también, el azúcar, los huevos, y la sal la pondremos en un ladito.

  3. Mezclar la masa

    Con la ayuda de una espátula, mezclaremos haciendo círculos pequeños, hasta que se integre bien toda la masa

  4. Reposar la masa

    Cuando ya se nos haga difícil seguir mezclando la masa en el bol, la pasamos a la encimera, y seguimos mezclando, hasta que quede una masa lisa, hacemos una bola, la ponemos en un plato y tapamos con film, mientras preparamos el siguiente paso.

  5. Preparar el relleno

    En un plato, mezclaremos el azúcar moreno, la canela y la mantequilla a temperatura ambiente. Mezclaremos los ingredientes hasta dejar una pasta homogénea.

  6. Vamos con el enrollado

    Cogeremos el extremo que lleva mezcla, dejando el extremo que no lleva para el final y empezamos a enrollar, asegurándonos que queda bien compacto, y enrollamos hasta el final, dejándolo en forma de rulo.

  7. Cortar la masa

    Con un cuchillo bien afilado, cortamos la masa por la mitad, y esas mitades, por la mitad también, quedándonos cuatro mitades iguales, por último cortamos en tres cada mitad, nos saldrán 12 roles. Los colocamos en una bandeja con papel de horno dejando entre ellas unos centímetros de separación.

  8. Dejar levar

    Tapamos la bandeja con papel film, y dejamos reposar en algún lugar donde no les dé el aire. Yo lo suelo meter dentro del horno, con el horno apagado. Dejar levar con mínimo una hora, o hasta que dupliquen su volumen.

  9. Al horno

    Una vez veías que han duplicado su volumen, es hora de hornearlos!, los pintamos con un poco de leche y los metemos al horno, previamente precalentado a 180ºC, durante 18-20 minutos.

  10. El glaseado

    Mientras se hornean, preparamos el glasseado. En un bol ponemos el azúcar glass, y vamos incorporando cuharadas de agua de una en una y removiendo, hasta dar con la textura deseada, más o menos como la de la leche condensada.

  11. Decorar

    Una vez nuestros roles estén horneados, dejar enfriar un poco sobre una rejilla, y luego añadir el glaseado como más os guste.

Modo de conservación de los roles de canela

Una vez los tengáis fríos, para mantenerlos más tiempo blanditos, os recomiendo, que los conservéis en una lata de hojalata, o en una bolsa zip.

Espero que os haya gustado la receta de hoy, que aproveche!

Mi receta de hoy esta torta tres leches, es un postre tradicional latinoamericano. Se trata de un bizcocho bañado en tres tipos de leches: leche evaporada, nata líquida y leche condensada, y de ahí su nombre.

La decoración de la tarta tres leches ya depende del tipo de región, varía entre fondant, chantillí y merengue.

Mi admiración por esta torta tres leches, empezó en un restaurante al que fui con mi marido, aquí en Valencia, lo tenían en la carta de postres me dio curiosidad y lo pedí… Riquísimo! sin duda uno de los mejores postres que he comido.

El bizcocho es suave, esponjoso y las tres leches hacen que sea húmedo y dulce, de verdad todo un descubrimiento para mí.

He probado varias recetas, y para mí la que más me gustó es esta que os traigo hoy. Espero que os guste y espero que con esta variedad hecha un poco a mi estilo no ofenda a nadie.

Vamos con los ingrediente para este delicioso pastel tres leches!

Ingredientes:

Para el bizcocho:

  • 3 huevos
  • 90 gr de azúcar
  • 72 gr de harina de trigo
  • 30 gr de almendra cruda molida
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Para la tres leches:

  • 150 ml de leche condensada
  • 150 ml de leche evaporada
  • 150 ml de nata líquida para postres (35% materia grasa)

Para la decoración:

  • 300 ml de nata líquida para postres (35% materia grasa)
  • 25 gr de azúcar glass
  • 1/2 cucharadita de esencia de vainilla

Paso a paso torta tres leches

Tiempo necesario: 1 hora y 30 minutos.

Preparación tarta tres leches

  1. Batir los huevos

    Batiremos los huevos a velocidad alta, cuando empiecen a espumar, añadiremos el azúcar en forma de lluvia, y dejaremos batir a velocidad alta hasta el punto de letra, tienen que quedar bien montados, y le añadimos la esencia de vainilla.

  2. Tamizar la harina

    Mientras se baten los huevos, tamizamos la harina y le añadimos la almendra molida, mezclamos bien. Cuando los huevos ya están a punto de letra, bajamos la potencia y vamos incorporando la harina a cucharadas hasta que se integre bien con los huevos.

  3. Preparar el molde

    Yo he preparado mi molde, poniendo papel dde horno en la parte de abajo y he untado mantequilla y espolvoreado harina por los bordes y luego le quitas el exceso de harina.

  4. Al horno

    Introducimos la mezcla en el molde y lo metemos en el horno, previamente precalentado 200ºC, durante unos 40-45 minutos, con calor arriba y abajo.

  5. Dejar enfriar

    A partir de la media hora en el horno, se puede abrir y comprobar si está, porque cada horno es un mundo, se pincha con un palillo y si sale limpio es que ya está. Cuando ya esté cocinado, dejar enfriar sobre una rejilla durante 10 minutos, y luego desmoldamos y dejamos enfriar del todo.

  6. Preparar las tres leches

    Mientras se enfría, podemos preparar las tres leches y el molde.
    En una jarra mezclamos las tres leches con la esencia de vainilla y removemos bien.
    Con el mismo molde donde hemos cocido el bizcocho, lo cubrimos con papel film, como en la imagen, que sobre por lo lados para luego poder taparlo.

  7. Rellenar el bizcocho

    Una vez el bizcocho esté frío, lo introducimos dentro del molde con film que hemos preparado, y agujereamos todo el bizcocho con un palillo largo para que llegue hasta el fondo del bizcocho. Vamos vertiendo la mezcla a pocos dándole tiempo para que el bizcocho lo absorba, y ayudándonos de una cuchara para ir guiando el líquido por todo el bizcocho. Una vez vertida toda la mezcla cerramos el molde con el film y a la nevera como mínimo 2 horas, si es de un día para otro mejor.

  8. Decorar

    Pasado el tiempo de reposo, sacamos el bizcocho del molde y lo colocamos en un plato y decoramos nuestra tarta tres leches al gusto. Yo en mi caso he preparado una nata montada con unas gotas de vainilla, pero esto depende del gusto de cada uno, puede ser merengue, o con frutas frescas, o lo que queráis.

Bueno espero que os haya gustado y que probéis ha hacerla, está realmente buenísima!! Que aproveche!!

Hoy os traigo una receta de galletas de mantequilla y chocolate caseras y muy fáciles! Serán la delicia de los más peques… y no tan peques! ya veréis.

Hay cientos de recetas para hacer galletas, como por ejemplo, galletas con chispas de chocolate, de mantequilla, de canela, de pasas y nueces, de avena… nunca terminaría!!

Hacer galletas, es una forma muy fácil y económica de sorprender a los que más quieres, porque con muy pocos ingredientes conseguimos una masa de la que podemos sacar muchas galletas.

A modo personal, te recomiendo, que hagas la receta que hagas, la mantengas como mínimo una hora en el refrigerador, antes de hornear, te aseguro que notarás la diferencia. La masa será más fácil de moldear y a parte seguirán manteniendo su forma una vez horneadas.

Dicho esto, vamos con esta súper receta de galletas de mantequilla y chocolate caseras!

Ingredientes para la masa de galletas

  • 1 clara de huevo
  • 120 gr de mantequilla sin sal a temperatura ambiente
  • 1 cucharadita de café de esencia de vainilla
  • 200 gr de harina
  • 110 gr de azúcar glas
  • 25 gr de harina de maíz (Maizena)
  • Una pizca de sal
  • Chocolate de avellanas al gusto ( Yo he usado 1/2 tarro de nocilla)

Preparación paso a paso de las galletas de mantequilla y chocolate caseras:

Tiempo necesario: 25 minutos.

Como hacer galletas de mantequilla y chocolate

  1. Mezclamos ingredientes

    En un bol introducimos, la mantequilla con el azúcar glas, y batimos bien con unas varillas hasta que se integren bien los ingredientes. Después incorporamos la esencia y la clara de huevo, y seguimos mezclando.

  2. Tamizar los ingredientes secos

    Tamizamos la harina, con la maizena y la sal, y se lo introducimos a la mezcla de antes y mezclamos muy bien con la ayuda de una espátula o con las manos.

  3. A la nevera

    Envolvemos la masa en papel film, y la metemos en la nevera, como mínimo una hora, o hasta que veas que ha endurecido.

  4. Amasar

    Una vez pasado el tiempo de refrigeración, ponemos nuestra masa encima de un papel de horno y lo amasamos con la ayuda de un rodillo, intentando dejarlo de forma rectangular y como de 1 centímetro de grosor.

  5. Untar la crema de avellanas

    Con la ayuda de una espátula o un cuchillo untaremos toda la superficie de la masa con la crema de avellanas, yo en mi caso, nocilla, y empezaremos a enrollarlo desde una extremidad, con cuidado, para que no se rompa, hasta que quede en forma de rollo.

  6. A la nevera

    Volvemos a enrollar con papel film, y lo metemos en la nevera un par de horas más, o de un día para otro.

  7. Al horno

    Sacar del frigorífico, quitarle el papel film, y cortar porciones de unos 2 cm de ancho y ponerlas sobre la bandeja de horno, a la que le habremos puesto papel de horno. Introducir al horno, previamente precalentado a 200ºC con calor arriba y abajo, y hornearemos durante 12 a 15 minutos. (dependiendo del horno).

  8. Dejar enfriar

    Una vez que veáis que empiezan a ponerse doraditas, sacar del horno y dejar enfriar por completo en la misma bandeja.

Listo! Como podéis ver me han salido 30 galletas! Y a que ha sido fácil!!

Que aproveche!

Me encanta el chocolate… Y ahora con esta nueva receta de pastel de chocolate fácil y riquísima, he conseguido calmar mis ansias por el dulce, y sobre todo por el chocolate!!

Los ingredientes de este bizcocho son muy básicos, de los que solemos tener en casa y luego se cubre con una ganache, ésta ganache es sencillita, pero hay otras recetas de ganache, podéis usar la que más os guste. Os puede parece muy empalagoso, pero no es así!

Vamos a por los ingredientes:

Ingredientes para Pastel de chocolate:

Para el bizcocho:

  • 5 huevos L
  • 100 ml de agua
  • 250 gr de harina de trigo
  • 100 ml de leche
  • 200 gr de azúcar
  • 100 ml de aceite girasol
  • 50 gr de cacao en polvo
  • 10 gr de levadura

Para el almíbar:

  • 250 ml de agua
  • 175 gr de azúcar

Para la ganache:

  • 500 ml de nata para postres
  • 300 gr de chocolate para postres

Preparación de Pastel de chocolate fácil:

Tiempo necesario: 50 minutos.

  1. Preparar el almíbar

    Vamos a preparar lo primero el almíbar para que se vaya enfriando. En un cazo verteremos el agua con el azúcar y lo dejaremos a fuego medio hasta que comience a hervir. Cuando veamos que ya no quedan granos de azúcar apagamos el fuego.

  2. Batir los huevos

    Ponemos el horno a precalentar a 180ºC con calor arriba y abajo.
    En un bol ponemos los huevos con el azúcar y batimos hasta que dupliquen su volumen.

  3. Mezclar ingredientes líquidos

    Una vez los huevos hayan duplicado su volumen, bajamos la potencia de la batidora al mínimo, y le añadimos, el agua, la leche y el aceite y dejamos mezclar un par de minutos.

  4. Mezclar ingredientes secos

    Una vez pasados los 2 minutos de batido incorporamos los ingredientes secos. En un colador vertemos, la harina, el cacao y la levadura y lo tamizamos todo junto dentro del bol, y dejamos mezclar varios minutos, hasta que veamos que está todo bien integrado.

  5. Preparar el molde

    Mientras terminan de mezclarse los ingredientes, prepararemos el molde. Yo he usado uno desmoldable, por lo que a la parte de abajo le he puesto papel para horno, y a los bordes mantequilla con un poco de harina.

  6. Al horno!

    Una vez mezclada bien toda la masa, vertemos en el molde, le damos un par de golpecitos a la encimera para eliminar las burbujas más grandes y lo metemos en el horno a 180ºC con calor arriba y abajo durante unos 25 minutos. Deciros que no es una masa muy espesa, es más bien líquida, lo digo para que lo tengáis en cuenta que tiene que quedar así.

  7. El ganache

    Mientras que se hornea el bizcocho, prepararemos la ganache. En un cazo ponemos a hervir la nata, con el chocolate que habremos troceado, moviendo de vez en cuando para que no se pegue a la cazuela, cuando comience a hervir, retiramos del fuego y seguimos removiendo hasta que el chocolate esté bien integrado. Reservamos

  8. Terminar el pastel!

    Cuando tengamos el bizcocho listo, dejamos enfriar sobre una rejilla unos 10 o 15 minutos. Pasado este tiempo, con la ayuda de un palillo, agujereamos el bizcocho, esto hará que al echar el almíbar penetre mejor por todo el bizcocho, e incorporamos el almíbar poco a poco, dejando unos segundos para que vaya absorviendo y dejamos unos minutos reposar.

  9. Aplicar la ganache

    Pasados unos minutos de reposo del almíbar, incorporamos la ganache con cuidado por encima, le ponemos papel film, que quede en contacto directo con la ganache y enfríamos durante unas 3 horas en el frigorífico.

  10. Desmoldar

    Pasadas como mínimo 3 horas, procederemos a desmoldar. Hay que asegurarse antes de que la superficie está compacta, si está algo líquida tendréis que dejarla en la nevera un poco más. Desmoldaremos ayudándonos de un cuchillo que pasaremos por los bordes para asegurarnos que no se ha quedado ningún lado adherido al molde, y luego con cuidado, abriremos el borde del molde.

  11. Decorar

    Queda decorarla, podemos añadirle nata montada, chips de chocolate, fideos de colores, donde os llegue la imaginación!!

No puedo enseñarlos ninguna decoración… no llegué a tiempo.. jajaja. Solo me dio tiempo a alisar el chocolate de la superficie con una espátula… no me dejaron hacer nada más.

Está riquísima! y como véis, es un pastel muy fácil de hacer.

Que aproveche!

Hoy os traigo unas deliciosas Magdalenas de leche condensada, súper fáciles de preparar y en tan solo 14 minutos de horno!!

Quedan muy esponjosas, y son ideales para mojar en la leche o en el café, ya que absorben un montón.

Además he de decir que con esta receta salen 28 magdalenas! así que además de facilísimas, son súper asequibles.

Vamos con los ingredientes!

Ingredientes para hacer magdalenas caseras

  • 6 huevos L
  • 100 ml de leche
  • 200 gr de azúcar
  • 350 gr de leche condensada
  • 100 ml de aceite de oliva
  • 400 gr de harina
  • 1 sobre de levadura química

Preparación de las magdalenas de leche condensada

Tiempo necesario: 30 minutos.

Paso a paso para hacer magdalenas de leche condensada

  1. Precalentamos el horno

    Precalentamos el horno a 200ºC con calor arriba y abajo y sin ventilador

  2. Mezclar ingredientes

    Introducimos los huevos con el azúcar en un bol y los batimos durante 10 minutos o dupliquen su volumen.

  3. Preparamos las bandejas

    Mientras se baten los huevos, preparamos las bandejas de horno con los capacillos para nuestras magdelas.

  4. Seguimos con los ingredientes

    Una vez los huevos hayan duplicado su volumen, bajamos la velocidad de la batidora y agregamos, el aceite, el azúcar y como último la leche condensada, y lo dejamos batir un par de minutos.

  5. Agregar la harina

    Pasados los 2 minutos, vamos echando poco a poco la harina, con la batidora al mínimo. A la harina le abremos añadido el sobre de levadura. Yo fui echándolo poco a poco con la ayuda de una cuchara y dejamos un par de minutos que se mezcle la harina bien y que no queden grumos.

  6. Mezclamos

    Apagamos la batidora y con la ayuda de una espátula, mezclamos bien todo por si se ha quedado harina en los bordes o en el fondo.

  7. Llenamos los capacillo

    Con la ayuda de un dosificador, o una cuchara de helado como en mi caso, rellenamos los capacillos. Aseguraos de que no pasan los 2/3 del capacillo por que suben muchísimo y si no se desbordarán.

  8. Al horno!

    Introducimos la bandeja en el horno, previamente precalentado, en el segundo rail empezando por abajo. Y las dejamos 14 minutos, no abrir el horno a mitad de cocción!

  9. Dejar enfriar

    Pasado el tiempo de cocción, las sacamos del horno y dejamos enfriar por completo sobre una rejilla, y ya las tenemos listas!!

He de decir que estas magdalenas de leche condensada, es una receta muy sencilla y están realmente deliciosas!

Si las conserváis en un bote hermético os aguantarán una semana! Aunque dudo que duren tanto como para poder comprobarlo jejeje

Que aproveche!

Hola amig@s! os voy ha enseñar a como hacer una ganache de chocolate, de una forma súper sencilla.

La ganache de chocolate, tiene múltiples usos, tanto para la decoración, como para los rellenos. Y se puede utilizar tanto en modo líquido, que se queda como una especie de sirope, o podemos montar nuestra ganache, que es como la traigo hoy.

Yo la voy a utilizar para el relleno y decoración de una tarta.

Vamos con la receta de ganache de chocolate:

Ingredientes para la ganache

  • 700 ml de nata líquida para postres
  • 350 gr de chocolate negro para postres

Preparación de la ganache de chocolate:

  1. Mezclar los ingredientes

    En una jarra calentamos la nata líquida en el microondas, tiene que estar bien caliente. Mientras tanto cortamos el chocolate en trozos pequeños. Una vez la nata esté caliente, la vertemos encima del chocolate, esperamos un minutito, y lo removemos hasta que no quede ningún grumo. Dejamos enfriar, bien tapado con papel film, el film tiene que estar en contacto con la ganache para que no haga costra. Una vez esté frío, lo metemos en la nevera, como mínimo 8 horas.

  2. Montar la ganache

    Una vez pasado el tiempo de enfriado veréis que su aspecto es como de una crema, o de un helado de chocolate derretido. Batimos con unas varillas eléctricas hasta que monten.

  3. Modo de conservación

    Ya tendríamos nuestra ganache!! Ahora la vertemos en un bol y la tapamos con papel film, y reservamos en el frigorífico hasta que la vayamos a utilizar.

Si te sobra, no la tires! La puedes congelar, asegúrate que la guardas en un buen tupper, que cierre bien y la puedes tener en el congelador hasta 2 meses. Para descongelarla, tendras que sacarla del congelador al frigorífico de 8 a 10 horas, y listo, su textura será la misma que cuando la hiciste.

Que aproveche!

Hola amig@s! Hoy os traigo esta receta de tarta de chocolate… Quería practicar un poco con el tema de la ganache, las duyas… y bueno pues, por no hacerlo así sin más, pues lo he hecho encima de una tarta, para luego poder disfrutar mi obra de arte, jeje…

La verdad es que estoy muy contenta, porque bueno, quería hacer un bizcocho bastante consistente para poder humedecerlo y que aguantara, así que hice un bizcocho con sabor a vainilla, que estaba muy rico, lo rellené con la ganache y luego lo cubrí también con la misma ganache de chocolate.

Bueno pues apuntar los ingredientes de la receta de tarta de chocolate y vamos a ello:

Ingredientes Receta tarta de chocolate

Ingredientes para el bizcocho:

  • 250 gr de azúcar
  • 4 huevos L
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • Una pizca de sal
  • 250gr de harina todo uso
  • 1 cucharadita de polvo de hornear
  • 200 gr de mantequilla a temperatura ambiente

Ingredientes para el almíbar:

  • 200 gr de azúcar
  • 1 cucharadita de postre de azúcar avainillado
  • 200 ml de agua
  • Corteza de un limón

Para la ganache del relleno y decoración:

  • 700 ml de nata líquida para postres
  • 350 gr de chocolate negro para postres

Preparación paso a paso:

Tiempo necesario: 2 horas.

  1. La ganache:

    Lo primero que haremos será preparar la ganache, la dejaremos preparada el día de antes, ya que necesita unas horas para enfriar.

  2. El almíbar:

    Mezclamos los ingredientes en un cazo y ponemos a calentar a fuego medio, cuando empiece a hervir, dejamos cocer unos 4 minutos, pasado el tiempo, retiramos del fuego y dejamos enfriar. Reservamos.

  3. El bizcocho:

    Precalentamos el horno a 160ºC, con una varillas eléctricas, batimos los huevos y el azúcar, hasta que doblen su volumen. Una vez doblen su volumen, le bajamos la potencia a las varillas y le agregamos la esencia de vainilla, y le vamos añadiendo poco a poco la harina, la levadura y la pizca de sal, que abremos tamizado. Una vez mezclado todo bien, introducimos la mantequilla y seguimos mezclando hasta que se integre bien.

  4. Engrasar el molde:

    Engrasamos el molde con un poco de mantequilla y harina, quitándole el sobrante. Yo a la parte de abajo del molde le pongo papel de horno.

  5. Al horno!:

    Vertemos la mezcla en el molde, pegaremos un par de golpes al molde encima de la encimera, por si hay alguna burbuja de aire. Con la ayuda de un palillo o una espátula alisamos la masa y repartimos bien por todo el molde, este paso lo haremos por que la masa del bizcocho, como veréis es bastante espesa. Metemos el molde en el horno, lo más bajo que podamos sin que llegue a tocar el fondo. Horneamos unos 45/50 min.

  6. Dejar enfriar:

    Una vez veamos que nuestro bizcocho está listo, dejamos enfriar unos 5 minutos antes de desmoldar. Una vez desmoldado dejar enfriar por completo sobre una rejilla.

  7. Preparar nuestra tarta!:

    Una vez que el bizcocho esté completamente frío, partiremos por la mitad, con un cuchillo de sierra para que no se nos desmorone.

  8. Rellenar:

    Ponemos la parte de abajo del bizcocho, sobre una base o plato, y con ayuda de un biberón o un pincel vamos incorporando el almíbar, asegurándonos que lo añadimos bien por todos los bordes y lo dejamos bien húmedo, y le añadimos una capa de ganache al gusto.

  9. Repetimos:

    Ponemos la otra capa del bizcocho, yo en mi caso igualé la tapa, quitándole la corteza y puse la tapa del otro lado para que quedara más igualado. Le incorporamos el almíbar y cubrimos toda la tarta con una capa fina de ganache. Una capa muy fina ya que nos es la definitiva, es solo para igualar todo el bizcocho, y lo metemos en la nevera 10 ó 15 minutos para que se asiente.

  10. Decorar:

    Pasado el tiempo de reposo, ponemos una buena capa de ganche y cubrimos toda la tarta, lo alisamos bien, para que quede todo parejo, una vez estemos contentos con alisado, limpiamos bien los bordes de la base o plato, que se habrá manchado.

  11. Al gusto!:

    Ahora ya toca que cada uno le ponga imaginación!, yo puse el sobrante de la ganache en una manga pastelera y lo decoré como véis, pero esto ya es como más os guste.

Queda preciosa! y está muy buena! he cortado un trozo para que veáis el resultado por dentro.

Yo como la hice de prueba para mejorar las decoraciones, la corté en raciones y las metí en un tupper bien cerradito, y al congelador! luego voy sacando, para cuando tengo un antojo, jiji.

Que aproveche!

La historia del Bizcocho Japonés, es muy curiosa, porque aunque es tradicional en Japón, sus raíces son portuguesas…

En el siglo XVI, unos mercaderes portugueses lo llevaron a Japón. Comercializaban con muchos artículos, armas, tabaco, calabazas… y con este pastel de algodón, llamado pastel Castella.

A lo largo del tiempo. los japoneses fueron haciéndolo más a sus gustos, pero este famoso Cotton Cake, tiene sus orígenes en Portugal.

Ingredientes

  • 4 huevos a temperatura ambiente
  • 80 gramos de harina todo uso
  • 50 ml de aceite girasol
  • 80 ml de leche tibia
  • 80 gramos de azúcar
  • 1 cucharada de zumo de limón recién exprimido
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharada de azúcar avainillado ( o de esencia de vainilla)

Paso a paso del bizcocho japonés

Tiempo necesario: 1 hora.

Preparación del bizcocho japonés

  1. Los huevos

    Separamos las yemas de las claras de tres huevos, y el último lo añadimos entero con las yemas.

  2. Mezclar ingredientes

    Mezclar las yemas con unas varillas, una vez bien mezclados, introducir el aceite y la leche, y mezclarlo todo bien.

  3. Tamizar la harina

    Tamizamos la harina y la vamos incorporando y mezclando poco a poco, hasta que quede bien integrada. Reservamos

  4. Montar las claras

    Montamos las claras con una pizca de sal, cuando empiece a salir espuma le añadimos el zumo de limón. Mezclamos el azúcar vainillado con el azúcar normal, y se lo echamos en forma de lluvia cuando empiecen a montar las claras y dejamos montar a punto de nieve (8-10 min.). Si usáis esencia de vainilla, en vez de mezclarlo con las claras, lo añadiréis a la mezcla de las yemas.

  5. Mezclar las yemas con las claras

    Una vez tengáis las claras a punto de nieve, iremos incorporándolas de poco a poco a las yemas con movimientos envolventes, sin sobre batir para que no se nos baje la masa y asegurándonos que queda todo bien incorporado.

  6. Verter la mezcla en molde

    En un molde bien engrasado, o como yo, que le he puesto papel de horno por debajo y por los lados. Una vez vertemos la masa, le damos unos golpecitos al molde para que la masa asiente y no se queden burbujas en su interior, y con la ayuda de un palillo, alisamos por arriba.

  7. Al horno

    Con el horno precalentado a 160ºC, con calor arriba y abajo sin ventilador, introducimos el molde, que lo haremos con una bandeja con agua caliente y un trapo y el molde encima, como al baño maría, y lo dejaremos 30 min. Sin abrir el horno, bajamos la temperatura a 130ºC y dejamos unos 30 minutos más. En este punto abriremos el horno y pincharemos con un palillo, si el palillo está limpio es que ya está, si no, dejaremos unos minutos más.

  8. Enfriar

    Una vez que esté hecho nuestro bizcocho, lo sacamos y lo dejamos enfriar unos minutos antes de desmoldar y lo dejamos enfriar sobre una rejilla.

Decoramos al gusto y a disfrutar! Que aproveche!!

Hoy os traigo una súper receta de como hacer donuts caseros, es una receta sin horno y en la que hay que tener paciencia, la verdad, porque es laboriosa y a parte tiene su tiempo de reposo de la masa, para que queden bien esponjosos

Intentaré explicar su preparación paso a paso, intentando que os quede bien claras todas las dudas.

Orígenes de las Donas, Donuts o Rosquillas

La verdad es que los historiadores no tienen muy claro los orígenes, pero la dominación como Donut, se originó en 1847, cuando un marinero utilizó un pimentero para hacer un agujero en el centro para evitar que la masa al freirla no quedara cruda por dentro.

Hay diferentes tipos de preparar las donas, las glaseadas que luego se le ponen decoración, las que van rellenas de mermelada, natillas… o las que se espolvorean con azúcar glass.

Ingredientes para hacer donuts caseros:

En mi caso voy hacer donuts glaseados, unos con azúcar y otros con chocolate. Vamos con los ingredientes!

  • 550 gr. de Harina de fuerza, para hacer pan
  • 100 gr. de azúcar
  • 2 huevos
  • 60 gr. de mantequilla sin sal
  • 120 ml. de leche ( no importa la que sea)
  • 1 cucharadita de azúcar de vainilla o extracto de vainilla
  • 1 cucharadita de sal
  • 40 gr. de levadura fresca
  • Aceite de girasol ( para freir las rosquillas)

Ingredientes para los glaseados:

Para el glaseado de azúcar:

  • 300 gr. de azúcar glass
  • 25 gr. de mantequilla sin sal
  • Unas cucharadas de agua. ( Esto iremos viéndolo, la que admita)

Para el glaseado de chocolate:

  • 200 gr. de azúcar glass
  • 150 gr. de chocolate para postres ( troceado)
  • 70 ml de agua ( Este paso se irá añadiendo el agua poco a poco, la que admita)

Paso a paso para hacer donuts caseros

Tiempo necesario: 8 horas.

Preparación de la masa

  1. Masa madre

    Calentamos la leche en el microondas, tiene que estar a unos 30ºC, este paso es muy importante, porque tanto si nos pasamos de caliente, como si se nos queda fría, la masa no subirá. Y le añadimos la levadura desmenuzada, una cucharada de azúcar y otra de harina, removemos bien que no queden grumos y dejamos reposar de 7 a 10 minutos. Un consejo: hacer esta mezcla es un cuenco o vaso grande, ya que la masa subirá mucho.

  2. Preparar el resto de la masa

    En una amasadora eléctrica, con el gancho de amasar, incorporamos 450 gr. de harina ( el resto reservamos por si nos hiciera falta), la sal, el azúcar, la vainilla y los huevos, y empezamos a amasar un par de minutos.

  3. Añadir la masa madre

    Una vez pasado los dos minutos, añadimos la masa madre que ya habrá reaccionado y triplicado su volumen, y amasamos unos 10 minutos más.

  4. Añadimos la mantequilla en pomada

    Una vez pasado los 10 minutos, añadimos la mantequilla, que tendrá que estar a punto pomada y seguimos batiendo otros 10 minutos, o hasta que veáis que todos los ingredientes se han integrado y queda una masa lisa. Si el paso de amasado lo hacéis a mano, a todos los tiempos tendréis que añadirle unos 10/15 minutos más.

  5. Reposar la masa

    Pasado el tiempo de amasado, pondremos un poco de harina en la encimera y verteremos la masa, comprobamos que esté elástica y manejable. En el mismo bol que la hemos amasado, ponemos un poco de harina y volvemos a meter la masa dentro y tapamos con papel film y dejamos reposar la masa con mínimo una hora y media, ( esto depende mucho también de la temperatura de cada ciudad y de cada casa), o hasta que triplique su volumen.

  6. Hacer las donas

    Una vez haya pasado el tiempo de reposo o haya triplicado su volumen, pondremos un poco de harina en la encimera y colocaremos la masa. la trabajaremos un poco amasándola para sacarle el aire, unos 5 minutos, y la extenderemos con un rodillo dejándola de un grosor de 1,5 cm más o menos, y haremos las donas… Hay dos formas, o con el corta pastas específico para las donas, o con un vaso y un tapón de botella por ejemplo. Iremos dejando las rosquillas en una bandeja bien separadas y las taparemos con un paño y dejaremos reposar al menos 1 hora y media más o hasta que dupliquen su volumen.

  7. Freír las donas

    Pasado el tiempo de fermentación, calentamos abundante aceite en una olla onda y ancha, hay que asegurarse que el aceite no esté demasiado caliente porque si no, se quedarán crudas por dentro y quemadas por fuera, y las vamos añadiendo sin tocarlas con las manos. Yo lo que hago es cortar con unas tijeras el papel de horno y así me ayudo a la hora de freirlas. las dejamos freir un par de minutos volteándolas a menudo y dejamos sobre una rejilla o papel absorbente.

  8. Preparación del glaseado

    Derretimos la mantequilla unos segundos en el microondas e incorporamos el azúcar glass, removemos con la ayuda de unas varillas hasta que quede bien integrado y vamos incorporando el agua a cucharadas hasta que nos quede con la consistencia deseada. Tiene que quedar como una leche condesada. Bañamos los donuts y dejamos reposar hasta que se sequen encima de una rejilla.

  9. Glaseado de chocolate

    En un cuenco incorporamos, el azúcar glass con unas cucharadas de agua y removemos, tiene que quedar la consistencia como en el glaseado anterior, después, calentamos el chocolate al baño maría, o en el microondas, yo lo pongo en el microondas en modo descongelación y así no se quema, y removemos bien. Cuando tengamos la consistencia como el anterior glaseado, hacemos la misma operación, introducimos el donut y lo bañamos bien, después lo pasamos a una rejilla y esperamos hasta que seque bien el chocolate.

Sé que es una receta bastante laboriosa, pero la verdad es que me apetecía mucho compartirla, ya que es la tercera vez que lo intento y las otras dos veces me salieron mal… Las tres veces han sido con recetas diferentes, y por fin con ésta lo logré!

Me emocionó mucho y quise compartirla con vosotr@s, aun que sé perfectamente que es más complicada de las que suele hacer, pero de verdad, intentarlo merece la pena!!

Duran unos 3 días, si podéis mejor guardarlas en tuppers.

Que aproveche!!

Cuando probé en hacer Magdalenas fáciles caseras – Receta de la Abuela, no pensé que un desayuno pudiera animarme tanto el día… hasta hoy! Tomarme un enorme café con leche con magdalenas, parece un desayuno de lo más normal, pero… sabe muy diferente cuando las haces tú.

Me acuerdo perfectamente de las magdalenas de pueblo… tan tiernas, esponjosas y dulces, de esas que no se rompen cuando las sucas en la leche, deliciosas.

Esta mañana he tenido esa sensación, las hice ayer y por la mañana estaban perfectas todavía, y he de decir que pensé que la elaboración de este delicioso manjar sería muy complicado y resulta que hacer magdalenas es realmente fácil!

También puedes elegir otras maneras de desayunar como un Rey! Como por ejemplo, un buen pedazo de bizcocho, unas galletas, o unos mini croissants, todo súper fácil y hecho por tí. Pruébalo!

Ingredientes para hacer magdalenas fáciles de la abuela

  • 4 Huevos tamaño M ( pesan 200 gr sin cáscara)
  • 200 gr de harina de trigo todo uso ( el mismo peso que los huevos)
  • 1 cucharada de miel
  • 200 gr de azúcar (el mismo peso que los huevos)
  • 12 gr de levadura
  • 200 ml de aceite de oliva suave ( el mismo peso que los huevos)
  • La ralladura de un limón
  • La cáscara de una naranja
  • Chips de chocolate ( opcional)

Elaboración paso a paso para hacer magdalenas fáciles:

En mi caso, como podéis ver en las fotos hice la mitad de la masa con chips de chocolate, simplemente al final de la elaboración poner unos cuantos chips por encima y voilà!

Tiempo necesario: 1 hora y 10 minutos.

El único paso en el que se tarda un poco es en el primero, que es infusionar el aceite, pero este paso lo podéis obviar si queréis.

  1. Infusionar el aceite:

    Para empezar pondremos el aceite en un cazo, con la cáscara de la naranja bien lavada hasta que empiece a hervir y dejar cocinar unos 5 minutos. Luego esperar que enfríe por completo.

  2. Batir los huevos:

    Con la ayuda de una batidora, batiremos los huevos con el azúcar a máxima potencia hasta que tripliquen su volumen. Suele tardar unos 10 o 12 minutos.

  3. Precalentar el horno:

    Mientras se baten los huevos precalentar el horno a 220ºC, y prepararemos los envases de cupcakes en bandejas. En mi caso no tenía envase de magdalenas, así que improvisé con unos envases para flanes y papeles de horno para hacerlas.

  4. Añadir ingredientes:

    Pasado el tiempo de batido de los huevos, bajamos a la mínima potencia la batidora, y le añadimos poco a poco el aceite de oliva, dejamos batir un par de minutos y seguimos añadiendo la ralladura de limón y la cucharada de miel, y dejamos que se mezcle todo bien a mínima velocidad un par de minutos más.

  5. Tamizar la harina:

    Mientras tanto, tamizaremos la harina con la levadura, y lo añadiremos poco a poco a la mezcla en la batidora que seguirá a la potencia mínima.

  6. Asegurarse que la harina queda bien integrada:

    Después de incorporar toda la harina, dejaremos mezclar un par de minutos más a mínima potencia, y después repasaremos bien todo el bol con una varilla manual o espátula por el fondo y las paredes, asegurándonos que no hay ningún grumo.

  7. Rellenar los moldes:

    Con la ayuda de un dosificador llenaremos las cápsulas de las magdalenas… también puede valer un saca bolas de helado o unas cucharas. Llenaremos 2/3 de la capacidad de los envases. A mí me salieron 24 unidades.

  8. Decoración:

    En este punto las decoraremos si queremos, poniendo un poco de azúcar en la superficie de la masa, no mucha, o las chips de chocolate.

  9. Al horno!:

    Las introducimos en el horno y bajamos la temperatura a 175ºC, entre 15 y 20 minutos. Como yo no las hice muy grandes me salieron 24, por lo que hornee dos bandejas por separado, y en mi horno me tardaron 20 minutos cada una.

  10. Dejar enfriar sobre una rejilla:

    Aunque parezca una tontería, este paso es muy importante. Hay que dejarlas que a la hora de enfriarse el aire circule por arriba y por abajo para que la humedad no hagan que se queden con aspecto mojado y así evitar que se queden pegadas al papel.

  11. Consevación:

    Una vez que se enfríen del todo, la mejor manera para conservarlas mejor y durante más tiempo es, algún tipo de bote o tupper. Te aguantarán hasta una semana perfectas!!

Espero que os haya gustado, y no dejéis de hacerlas!!

Que aproveche!

Hola amig@s! llevo unas cuantas semanas desaparecida sin subir ninguna receta, así que empezaré disculpándome… Entre el trabajo y demás asuntos no he tenido tiempo de preparar ningún postre. Pero… ya estoy aquí! Y madre mía lo que os traigo!

Fácil no, facilísimo y delicioso! En el enunciado veréis que he puesto Tarta o Bizcocho sin harina, porque tanto podéis dejarlo como bizcocho para una merienda o para acompañar un café, como podéis utilizarlo con un relleno y hacer una deliciosa tarta.

Yo en mi caso, lo voy a utilizar para una tarta de cumpleaños!! hoy celebramos el cumpleaños de mi marido y he querido hacerle una tarta con lo que más le gusta.

Esta tarta sin harina, es la gran solución cuando os apetece hacer un bizcocho o tarta y abrís la despensa y … vaya, no me queda harina!!.

Así es amig@s, no queda harina… y ahora que?, pues, galletas! Yo en mi caso voy a utilizar galletas rellenas de chocolate, tipo Príncipe, pero os valdría cualquier tipo de galletas, o las que más os gusten.

Empecemos con los ingredientes:

Ingredientes para Tarta o Bizcocho sin harina:

  • 250 gramos de galletas rellenas de chocolate ( o la que queráis)
  • 5 huevos medianos
  • 100 ml de aceite girasol
  • 180 gramos de leche condensada
  • 120 gramos de yogur natural
  • 45 gramos de azúcar moreno
  • 30 gramos de miel
  • 1 cucharada de levadura en polvo o polvo de hornear

Para la Ganache del relleno:

  • 200 gramos de chocolate para postres
  • 150 ml de nata líquida para postres
  • 30 gramos de mantequilla sin sal

Para la decoración:

  • Azúcar glass
  • Nata montada

Paso a paso para preparar el Bizcocho o Tarta sin harina:

Tiempo necesario: 1 hora y 20 minutos.

Preparación del Bizcocho:

  1. Moler las galletas

    Con la ayuda de una picadora, partimos las galletas en trozos pequeños con el chocolate y todo, y trituramos hasta que queden bien finas

  2. Mezcla de ingredientes

    Con la ayuda de una batidora, introducimos los huevos, el azúcar moreno y la miel. La miel es opcional, pero yo la pongo porque da más jugosidad al bizcocho y además actúa como conservante, por lo que nuestro bizcocho durará esponjoso mucho más tiempo. Lo batiremos a máxima potencia unos 7 minutos o hasta que triplique su volumen.

  3. Precalentar el horno

    Mientras tanto precalentamos el horno a 170ºC con calor arriba y abajo sin ventilador.

  4. Seguimos mezclando ingredientes:

    Cuando los huevos hayan triplicado su volumen, bajamos la velocidad al mínimo y poco a poco vamos añadiendo, el aceite, el yogur y la leche condensada, y dejamos unos minutos la batidora para que integre bien los ingredientes.

  5. Galletas molidas

    Una vez integrados bien todos los ingredientes, llega la hora de las galletas. Mezclamos las galletas molidas con la levadura y con la batidora al mínimo vamos incorporando las galletas molidas poco a poco con la ayuda de una cuchara hasta que todo quede bien integrado. Una vez se haya mezclado todo bien, apagamos la batidora y con la ayuda de una espátula mezclaremos bien por los bordes por si se ha quedado algo sin mezclar.

  6. Al horno!:

    Engrasamos bien el molde con mantequilla y harina, vertemos la mezcla y metemos en el horno, durante unos 40 minutos. Cada horno es un mundo por lo que a partir de los 30 minutos ir comprobando, introduciendo un palillo en el centro del bizcocho, si sale limpio ya está, si no ir comprobándolo cada 5 minutos. En mi horno han sido 40 minutos. Nunca abrir el horno antes de los 30 minutos!

  7. Dejar enfriar:

    Una vez esté hecho nuestro bizcocho, lo sacaremos del horno y lo dejaremos enfriar unos 5 minutos antes de desmoldar, una vez desmoldado dejar enfriar por completo sobre una rejilla.

  8. Preparación de la ganache:

    En un cazo o al microondas calentamos la nata líquida, sin que llegue a hervir, retiramos del fuego y le añadimos el chocolate bien troceado y la mantequilla, y lo dejamos reposar un par de minutos, solo con el calor residual el chocolate se derretirá, luego simplemente mezclaremos bien, y dejaremos reposar, no incorporar la ganache en caliente, ya que podría ablandar el bizcocho y romperse.

  9. Relleno:

    Una vez enfriado por completo el bizcocho, lo cortaremos por la mitad, con un cuchillo de sierra, con cuidado y rellenaremos con la ganache. El relleno lo incorporaremos desde el centro hacia las orillas dejando un dedo de distancia al final, para que a la hora de poner la capa de arriba del bizcocho no se nos salga.

  10. Decoración:

    Esta es la parte en la que cada uno lo hará a su gusto, como ya os comenté la mía en este caso es para cumpleaños, así que utilicé una plantilla de cumpleaños y azúcar glass, y a parte monté un poco de nata para hacer unos rosetones y terminé poniendo un poco de fideos de colores.

  11. Conservación:

    Y ya tendríamos nuestra tarta sin harina!! guardar en la nevera hasta su consumo, tapada con una tartera o envuelta en papel de plata, para que no se reseque el bizcocho y no coja olores.

Espero que os haya gustado!! Está deliciosa!!

Que aproveche!!

Manzana al microondas

Hay infinidad de dudas y preguntas respecto a esta fruta, la manzana. Hoy intentaremos despejar algunas, sobre todo a la hora de como hacer Manzanas Asadas al microondas.

La manzana es la fruta por excelencia, sobre todo por sus propiedades, es rica en pectina, que es un tipo de fibra soluble, tiene alta cantidad de vitaminas y minerales como pueden ser: Vitamina C y E, y parte, potasio y fósforo.

Tanto la manzana, como la manzana asada al microondas, también es una gran aliada para controlar el colesterol, y además es un sano alimento para diabéticos, ya que una gran parte de su componente en azúcar está en forma de fructosa y gracias a su contenido en pectina regula la liberación de los azúcares ayudando a que su paso en la sangre sea más lento y progresivo.

¿Engordan las Manzanas Asadas?

¿Cuántas calorías puede tener una manzana? Una manzana mediana suele tener unas 95 calorías, si la asas seguirá teniendo las mismas calorías, lo único es que habrá perdido el agua.

La manzana, posee un gran poder saciante, por lo que, no es lo mismo 95 calorías vacías de cualquier postre ultraprocesado y con azúcares refinados, que una manzana, que tiene contenidos de fibra, potasio y azúcares naturales.

La manzana es el comodín de las frutas! tanto al natural, como en zumo, o en cualquier tipo de dulce como es una buena tarta u hojaldre de manzana que encontraras la receta en este blog, pero si la tomas asada es muy útil para mejorar la flora intestinal y el sistema digestivo, gracias a su contenido en pectinas.

¿La Manzana Asada estriñe?

En este punto hay discordias… En principio por que no hay ningún estudio que demuestre que la manzana estriña.

En esto hay que tener en cuenta que no hay nadie mejor que nosotros mismos para identificar lo que nos sienta bien o mal. A mí por ejemplo por la noche todas las frutas excepto el plátano me caen mal, de lo contrario puedo comer cualquier fruta en cualquier otro momento del día.

También en mi caso probando a hacer manzanas asadas al microondas y comerme una por la noche, he podido comprobar que me cae mejor al estómago.

Lo que sí que se suele decir es que si la comemos cruda y con piel es útil para tratar el estreñimiento y si en cambio se come pelada y rallada su efecto es más astringente.

Dicho todo esto, aquí os dejo mi receta de Manzanas asadas al microondas, que están igual de buenas y en tan solo 10 minutos.

Ingredientes para Manzanas asadas al microondas:

  • 4 Manzanas ( de la variedad que más te guste)
  • Canela en polvo
  • 2 cucharadas de agua por manzana
  • Miel ( opcional, si no solas también salen muy dulces)

Preparación de las Manzanas asadas al microondas:

Tiempo necesario: 15 minutos.

  1. Descorazar las manzanas

    Lo primero de todo, lavaremos muy bien las manzanas y las descorazamos, y las vamos dejando en una bandeja apta para microondas.

  2. Canela y miel

    Una vez las tengamos colocadas en la bandeja le añadiremos canela al gusto y la miel si se quiere.

  3. Agua

    Por cada manzana le añadimos un par de cucharadas de agua para que no se queden secas

  4. Asar

    Introducimos la bandeja en el microondas a máxima potencia durante 10 minutos. Depende de la potencia del microondas a lo mejor hay que añadirle un par de minutos más. Cuando veamos que la piel se pela con facilidad y las manzanas brillan, es que ya están hechas.

Lo mejor es comerlas tibias recién hechas que estás deliciosas, pero si no puede ser, cuando enfríen guardar en un tupper en la nevera y a la hora de servir calentar unos segundos al microondas para quitarle el frío y listas!!

Que aproveche!! y espero que os haya gustado!!

Hoy os traigo unos Croissants de chocolate caseros!! en casa siempre suelo tener alguna placa de hojaldre, las congelo y así siempre tengo a mano si las necesito.

Lo mejor de estas placas es que tienes muchas marcas y tipos en el mercado: rectangulares, circulares, de mantequilla, sin gluten…

Son muy fáciles de manipular y tiene infinidad de usos, tanto para recetas de salado, como para hacer cualquier tipo de dulce.

En este blog a parte de encontrar estos deliciosos croissants de chocolate, tienes varias recetas hechas con hojaldre, como los Miguelitos con crema o la Tarta de manzana con leche condesada, riquísimos!! Pero con estos curasanes de chocolate, aún lo tienes más fácil, ya que solo necesitas una placa de hojaldre y cualquier crema de cacao, como Nocilla o Nutella.

Ingredientes para hacer Cruasanes de chocolate:

  • Una placa de hojaldre
  • Nocilla o Nutella ( esto ya al gusto)
  • Un huevo ( para pintar los croissants)
  • Azúcar glass ( si quieres, para decorar)

Receta paso a paso de croissants con nocilla:

Tiempo necesario: 25 minutos.

  1. Preparación del hojaldre

    Desplegamos con cuidado el hojaldre y lo cortamos en triángulos. Hacemos un pequeño corte, que serán las patitas de curasán en medio de cada triángulo, y con ayuda de dos cucharadas ponemos la nocilla, más o menos el tamaño de una nuez, si ponemos demasiada se saldrá cuando horneen.

  2. Enrollar el hojaldre

    Cogemos un triángulo y lo empezamos a enrollar, separando un poco las patitas y enrollamos hasta la punta. Nos quedará como un rulo, seguidamente cogemos los extremos y los doblamos hacia nosotros, presionando un poco los extremos para que no se salga la crema.

  3. Al horno!

    Pintamos con huevo nuestro croissants y los introducimos en le horno, previamente precalentado a 180ºC, y horneamos unos 15 minutos, o hasta que veamos que están doraditos.

  4. Decorar

    Una vez los saquemos del horno, los colocamos sobre una rejilla y dejamos que se enfríen. Una vez fríos, decoramos con azúcar glass si se desea.

Hola amig@s! hoy os traigo algo muy fácil, una receta rápida de rollitos fritos con chocolate.

Es una receta muy parecida a las torrijas, pero ésta receta además de calmar tus ansias de algo dulce, también te calma el gusanillo del chocolate!!

Estos rollitos fritos, te van a encantar!! En unos minutos tendrás un delicioso postre con el que poder sorprender a toda la familia!! ⭐ 

Ingredientes de Rollitos fritos con chocolate:

  • 6 rebanadas de pan de sandwich
  • Nocilla, nutella o cualquier crema de cacao
  • 200ml de leche
  • 2 tiras de piel de limón
  • 1 huevo
  • Una cucharada de esencia de vainilla
  • Canela
  • 10 cucharadas de postre de azúcar

Receta paso a paso de Rollitos fritos con chocolate:

Tiempo necesario: 30 minutos.

  1. Infusionar la leche:

    En un cazo a calentar a fuego medio ponemos, la leche, la corteza de limón, una cucharadita de canela y 3 cucharaditas de azúcar. Una vez comience a hervir, retiramos del fuego y dejamos reposar mientras preparamos el resto de la receta.

  2. Preparación de los rollitos:

    Retiramos los bordes a las rebanadas de pan de molde, y con la ayuda de un rodillo aplanamos y estiramos un poco el pan.
    Seguidamente untamos la rebanada con Nocilla y enrollamos.

  3. Reservar los rollitos:

    Los envolvemos en papel de film y los metemos unos minutos en la nevera para que cojan un poco de consistencia y no se nos desmonten al freírlos.

  4. Freír los rollitos:

    Colamos la leche en un cuenco y batimos el huevo en otro plato.
    En una sartén ponemos aceite de girasol a calentar.
    Ahora sacamos nuestros rollitos de la nevera, les quitamos el film y los pasamos por la leche y luego por el huevo, y a la sartén!
    Dejamos que se doren y los vamos retirando sobre un plato con papel absorbente.

  5. Rebozar:

    Preparar en un plato 4 ó 5 cucharaditas de azúcar y una cucharadita de canela, y rebozar los rollitos cuando aún estén tibios, así se impregnará mejor el rebozado y vamos colocándolos en un plato.

Y a disfrutar!!!! Los podemos comer tanto tibios, como fríos, están deliciosos de todas las formas!! Que aproveche! ⭐

¿Cómo hacer un bizcocho sin levadura? Hoy os traigo un artículo que se me ocurrió gracias a mi amiga Vanessa… Resulta que con el confinamiento, está resultando algo difícil encontrar cierto tipo de productos, como es la levadura.

Mi amiga me llamó preguntándome si había alguna receta de bizcocho donde no necesitara levadura, ya que no encontraba en ningún supermercado. Por lo que empecé a investigar..

¿Qué función tiene la levadura?

La levadura es un emulsionante químico que lleva entre sus ingredientes, bicarbonato de sodio, cuya acción es reaccionar con el calor y las grasas, produciendo dióxido de carbono en el bizcocho. El gas hace que las proteínas y carbohidratos de la harina crezcan, dejando la masa más esponjosa y suave una vez horneada.

¿ Se puede sustituir la levadura?

Aquí te dejo diferentes alternativas a la levadura, que en un momento dado te pueden sacar de un apuro:

  1. Antiguamente nuestras abuelas usaban los sobres gasificantes, de sifón o también llamados gaseosillas. Las gaseosillas son dos sobres, uno azul y uno blanco que se accionan al mezclarlos, por eso viene por separado.
  2. Otra alternativa sería el bicarbonato de sodio. El bicarbonato, necesita humedad y calor para activarse y de un elemnto ácido para su efecto leudante. Por ejemplo: 1 cucharada de postre de bicarbonato por 3 de leche y una de limón… El limón puede cambiar por vinagre de manzana y la leche por yogur.
  3. Otra solución muy eficaz es el batir las yemas y las claras por separado… cualquier bizcocho que se tercie lleva huevos, y una manera para que queda esponjoso sería batir las yemas con la mitad del azúcar por un lado, bien batidas hasta que blanqueen, y la otra mitad del azúcar con las claras, un pizca de sal y una cucharadita de limón exprimido, y batirlas a punto de nieve. De esta manera la masa quedará consistente y con volumen, haciendo que nuestro bizcocho suba.

Hacer masa madre

Otra solución aunque un poco más laboriosa es hacer una masa madre. No es difícil pero si es un procedimiento bastante lento, ya que tenemos que dejar la masa fermentar durante días hasta que produzca por si sola esos gases que una vez horneando la masa aumente el volumen de nuestro bizcocho.

Os dejo los ingredientes y la receta paso a paso:

  1. Mezclamos 50gr de harina con 50ml de agua tibia en un bol, dejamos fermentar durante 24 horas a temperatura ambiente tapado con un trapo o con papel film.
  2. Pasado 24 horas, mezclamos 100gr más de harina, con 100ml de agua tibia y 20gr de azúcar y añadimos esta mezcla a la anterior mezclándolo to bien y dejamos reposar de la misma forma que la anterior, durante otras 24 horas.
  3. Al día siguiente mezclamos 200gr de harina de fuerza con 200ml de agua tibia y se le añade la preparación anterior y dejamos reposar 12 horas más. Y ya tendríamos nuestra masa madre lista para usar.

Alternativas de postres sin levadura

Si no te convence ninguna de las soluciones anteriores, en este blog de recetas de postres, encontrarás diferentes alternativas para poder destapar tu lado más dulce.

Aprovechando estos días de Semana Santa puedes hacer unos riquísimos buñuelos de viento, torrijas o incluso huesos de santo! con una receta realmente fácil.

También puedes elegir entre una cremosa leche frita, unos miguelitos, y muchas recetas más!

Aprovecha este confinamiento y destapa tu lado reposter@!!

Mucho ánimo y fuerza para tod@s!!

Manuel Blanco López creó este dulce, los Miguelitos de La Roda, en 1960. Según su historia, le dio a probar el pastelito a uno de sus amigos, Miguel Ramírez, conocido como “Miguelito”.

A Miguel le gustó tanto, que habitualmente visitaba a su amigo Manuel para poder degustarlos.

Un día Miguel le preguntó a su buen amigo que si no le iba a poner nombre a esta delicia, a lo que Manuel le respondió: “Pues mira, como tú, Miguelito”.

Miguel Ramírez era de La Roda, por lo que al final su nombre se quedó en “Miguelitos de La Roda“.

Los Miguelitos se crearon en 1960, pero la patente no se solicitó hasta el año 2000.

Con los años se han ido creando diferentes variedades de este delicioso manjar, como: Miguelitos de chocolate, de chocolate blanco o Miguelitos bombón, bañados en chocolate…

Ingredientes para hacer Miguelitos de Crema:

  • Crema pastelera
  • Azúcar Glass
  • Placa de Hojaldre rectangular

Preparación paso a paso para hacer Miguelitos de La Roda:

  1. En primer lugar, prepararemos una bandeja de horno con papel encerado encima, y precalentamos el horno a 180ºC.
  2. Preparamos la placa de hojaldre, la desenrollamos con cuidado y cortamos el hojaldre a cuadraditos. Esto va un poco a gustos, yo los hago de tamaño medio, de unos 4×4 cm.
  3. Una vez cortado el hojaldre, colocamos los trozos en la bandeja con papel encerado, dejando entre medias un par de centímetros para que no se nos peguen unos con otros.
  4. Horneamos a 180ºC durante unos 15 minutos o hasta que veáis que ya están doraditos y dejar enfriar unos minutos.
  5. Para rellenarlos más fácilmente, utilizaremos una manga pastelera para la crema, aunque no es necesario, si no tienes puedes hacer esta función ayudándote de dos cucharitas. La receta de la crema pastelera la tienes en mi entrada de lionesas, donde tendrás para elegir entre la crema pastelera y la de chocolate.
  6. Una vez tengamos fríos nuestros Miguelitos, llega el momento de rellenarlos, así que con un cuchillo de sierra y con mucho cuidado, partiremos los Miguelitos por la mitad ( si al cortarlos se te deshacen, déjalos enfriar un poco más).
  7. Una vez cortados los rellenamos, esto al gusto, a mí me gustan con bastante crema… y los cerramos.
  8. Directamente después espolvoreamos con azúcar glass y emplatamos. Yo en este paso, a unos cuantos, en vez de azúcar glass, les he puesto una capa de chocolate de postres fundido.
  9. Y aquí tenéis el resultado!! Suuuuuuper fácil!!

Receta extra:

Puede que al hacer los Miguelitos te sobre algo de crema pastelera… es una pena que se desperdicie, esta receta está tan buena!!

Así que te dejo una genial idea para poder utilizar la crema que te sobra!!

Vasitos dulces

Solo necesitarás galletas maria y un poco de leche caliente para mojarlas.

Entonces haremos lo siguiente, la primera capa la haremos de crema, para que la galleta no se quede pegada al fondo. Por lo tanto pondremos crema pastelera, luego galleta, luego crema pastelera… y así hasta llenar el vaso. Luego decorar al gusto…

Yo esta receta la he hecho con las dos cremas, la normal y la de chocolate.

Dejar reposar un par de horas en la nevera tapada con papel film o papel de aluminio para que la galleta se quede bien empapada, Y a disfrutar!!!

Vasito dulce

Lionesas de crema y chocolate

Hoy toca… Lionesas con chocolate, esta receta es muy sencilla de hacer… En este caso haremos unas con crema pastelera y otras con chocolate, y así podéis elegir las que más os gusten.

Lionesas Origen

Este postre se originó en la ciudad francesa de Lyon, en el siglo XVII durante el boom de la gran cocina lionesa que se extendió por toda Francia a través de sus restaurantes típicos conocidos como “Bouchon”.

En España aparecen las Lionesas de crema y chocolate – receta fácil – como postre, aunque en otros países, esta masa la utilizan para muchos platos o sopas.

Las lionesas tienen muchos otros nombres como profiteroles que vienen del francés profiterole, o petisús por su traducción francesa de petit chou.

Tenemos muchos rellenos donde elegir… Lionesas de crema, chocolate, nata, dulce de leche…

Y no solo podemos servir estas Lionesas de crema y chocolate – receta fácil – como postre, también para endulzar la hora del café o del té.

Como hacer lionesas caseras

Y ahora vamos con la receta de Lionesas de crema y chocolate – receta fácil – , tanto de las cremas como de la masa. La masa es muy sencilla de hacer y sirve para muchos postres diferentes, por ejemplo para las buñuelos de viento, que la masa en vez de hornearla la freímos en abundante aceite.

Masa de Lionesas

  • 4 huevos
  • 150gr de harina de trigo
  • 100gr de mantequilla
  • 100ml de leche
  • 15ml de agua
  • 2gr de sal
  • 5gr de azúcar

Masa para las lionesas

Ingredientes cremas para el relleno

  • 120gr de azúcar
  • 500ml de leche
  • 3 yemas y 1 huevo entero
  • 45gr de maizena
  • 1 cucharada de esencia de vainilla
  • 80gr de chocolate para postres troceado ( opcional)
Ingredientes para la crema 

Receta de Lionesas paso a paso

  1. Lo primero, prepararemos las cremas, y así van enfriando… En un bol ponemos el azúcar, la maizena, las yemas y el huevo, y mezclamos bien hasta que las yemas blanqueen.
  2. En un cazo ponemos a calentar la leche con la esencia de vainilla, cuando esté templada echamos la crema de yemas, mezclamos bien y lo dejamos a fuego medio sin parar de remover hasta que espese. Sin dejar de remover.
  3. Una vez haya espesado retiramos del fuego, y este paso ya es para quien quiera hacer unas cuantas lionesas de chocolate… Repartimos la crema en dos bols y a una de ellos le añadimos el chocolate,dejamos que se funda unos minutos con el calor, y removemos bien hasta que quede bien integrado.
  4. Con papel film tapamos los bols, el film tiene que estar en contacto directo con las cremas. Dejamos templar a temperatura ambiente y luego las introducimos en la nevera 3 o 4 horas.
  5. Vamos con la masa, en una olla añadimos, el agua, la leche, la sal, el azúcar y la mantequilla, a fuego medio dejamos que se funda la mantequilla y comience a hervir.
  6. En cuanto hierva bajamos el fuego al mínimo y vertemos la harina de golpe, y con la ayuda de una paleta o lengua removemos bien hasta conseguir una masa que se despegue de las paredes, retiramos del fuego y dejamos templar unos minutos.
  7. Una vez pasados unos minutos, iremos incorporando los huevos uno a uno, es decir, echamos un huevo, incorporamos a la mezcla y cuando esté bien integrado, incorporamos el siguiente. Este paso se puede hacer tanto a mano como con varillas eléctricas. La masa tiene que quedar al final como un puré, muy fino sin grumos, y una masa elástica.
  8. Precalentamos el horno a 180ºC y preparamos una bandeja con papel encerado para que no se nos peguen nuestras lionesas.
  9. Ahora hay dos opciones, o usar una manga pastelera con una boquilla rizada para hacer las lionesas, o tan fácil con dos cucharas impregnadas de aceite para que la masa no se pegue.
  10. Vamos incorporándolas en la bandeja dejando bastante espacio entre una y otra ya que tienden a hincharse un poco, y horneamos unos 15 minutos a 180ºC.
  11. Una vez que veamos que están doraditas, sacamos del horno y dejamos enfriar totalmente.
  12. Mientras en un bol, calentamos unos 100 gramos de chocolate para postres en el microondas y le añadimos 20 gramos de mantequilla y removemos bien hasta que se funda del todo.
  13. Bañamos las puntas de nuestras lionesas en el chocolate, y las vamos dejando sobre una rejilla hasta que se endurezca el chocolate.
  14. Una vez el chocolate esté duro, realizaremos la apertura de las lionesas, con mucho cuidado y con un cuchillo de sierra, abrimos las lionesas por la mitad.
  15. Sacamos la crema pastelera y la de chocolate de la nevera ( que habrán estado 4 horas en frío) y con la ayuda de una manga pastelera rellenamos nuestras lionesas al gusto. Las tapamos y a comer!!

Es importante mantener el postre en la nevera hasta su consumición, en un plato con papel de aluminio o en un taper con tapa.

Se pueden decorar de infinitas maneras, yo lo he hecho con chocolate en las puntas, pero también están deliciosas simplemente espolvoreadas con azúcar glass, o con un glassé de azúcar.

Espero que os haya gustado y ¡¡Que Aproveche!!

Uno de los dulces más típicos de la Semana Santa… Las Torrijas de leche caseras – receta tradicional- !! También conocidas en otros lugares, como tostada francesa.

Igual que nos pasa con la leche frita, las torrijas de leche es otro de nuestros dulces por excelencia en estas fechas, pero bueno, hoy en día cualquier fin de semana que te haya sobrado pan y no sepas que hacer con él… pues unas torrijas!!

Esta receta de Torrijas de leche caseras – receta tradicional- es muy fácil de preparar y solo te llevará unos minutos, te dejo con los ingredientes!!

Ingredientes:

  • Cáscara de medio limón
  • La cáscara de una naranja
  • Una rama de canela
  • 6 cucharadas de azúcar
  • Aceite de girasol para freír las torrijas
  • 500 ml. de leche
  • Pan ( cualquiera, pero que tenga mucha miga)
  • 2 huevos
  • Canela en polvo

Como hacer torrijas paso a paso:

  1. Vertemos en un cazo, las cáscaras de los cítricos, la rama de canela, 3 cucharadas del azúcar y la leche.
  2. Cuando hierva la leche, retiramos del fuego y tapamos unos minutos para que infusione. Yo lo dejé 12 minutos.
  3. Pasado el tiempo de reposo, colamos la leche en una fuente y vamos incorporando las rebanadas de pan, mojándolo bien por ambos lados. Comentar que este paso es mejor hacerlo con la leche caliente, ya que así el pan absorberá mejor la leche.
  4. En un plato batimos los dos huevos, y con mucho cuidado de que no se nos rompa el pan, vamos pasando las rebanadas bien por el huevo, por ambas caras y vamos añadiéndolas directamente en la sartén con el aceite a una temperatura media, para que no se nos quemen por fuera y se nos queden crudas por dentro.
  5. Una vez que veamos que nuestras torrijas están bien fritas, las vamos apartando en un plato con papel absorbente y así eliminamos el exceso de aceite.
  6. Una vez que tengamos todas nuestras torrijas fritas, en un platito, incorporamos las 3 cucharadas de azúcar y la canela ( yo puse una) y lo removemos bien y vamos rebozando las torrijas por ambas caras. Este paso es mejor hacerlo con las torrijas en caliente, así se impregnará mejor el azúcar y la canela.
  7. Y ya tenemos nuestras torrijas!! Hechas en un periquete!! Tibias están buenísimas!!!

Espero que os haya gustado la receta de hoy!! Que aproveche!!

 

                                                                            Leche Frita

Aprovechando que se acerca Semana Santa, que mejor manera para acordarse que con el dulce olor en la cocina a leche frita

Hay muchos dulces españoles por excelencia: las torrijas, los buñuelos, la leche frita… El origen de este manjar proviene del Norte de España, muchos consideran que su historia se originó en Palencia, pero no es del todo seguro, ya que varias regiones reivindican su autoría .

Económico, fácil y riquísimo!! Y sin más preámbulos, vamos con la receta!!

Con las cantidades que os indico a continuación me han salido 15 porciones.

Leche frita ingredientes principales:

 

Ingredientes:

  • 600 ml de leche ( yo le he puesto semidesnatada sin lactosa)
  • 75 gr de harina de maiz ( Maizena)
  • 1 cáscara de naranja y otra de limón
  • 1 rama de canela
  • 100 gr de azúcar
  • 1 cucharada de esencia de vainilla

Ingredientes para freir:

  • Aceite de girasol
  • 2 huevos
  • Un poco de maizena para rebozar
  • Canela en polvo
  • Azúcar

Leche Frita paso a paso:

  1. En una cazuela introducimos: la canela, las cáscaras de los cítricos, la esencia de vainilla y la leche. La leche no la incorporaremos toda reservaremos un vasito.   
  2. Ponemos la olla en el fuego y calentamos a fuego medio, removiéndolo de vez en cuando hasta que comience a hervir. En ese momento bajamos el fuego al mínimo y sin dejar de remover calentamos un minutos más.
  3. Retiramos del fuego, lo tapamos  y dejamos reposar 20 o 30 minutos.
  4. Pasado este tiempo colamos la leche.                                                           

  5. En una olla limpia incorporamos el vasito de leche que habíamos reservado, el vaso de leche tiene que estar frío de la nevera, incorporamos también la maizena y el azúcar, y removemos muy bien hasta que no queden grumos y estén los ingredientes bien incorporados.
  6. Una vez bien mezclado, incorporamos la leche infusionada. lo dejamos calentando a fuego medio sin parar de remover hasta que comience a espesar, bajamos al mínimo y seguimos removiendo un minuto más o menos, hasta que espese.
  7. Retiramos del fuego y vertemos la masa rápidemente en la fuente donde la vayamos a poner, y repartimos bien la masa. Este paso tiene que ser bastante rápido ya que la masa cuaja rápidamente.                                                                                                                                                                                                                     
  8. Después taparemos la fuente con papel film, asegurándonos que el film toque toda la superficie de la masa, así evitaremos que se nos haga costra, y dejamos enfriar a temperatura ambiente. Cuando se haya enfriado metemos en la nevera y dejamos enfriar como mínimo 4 horas. Lo ideal es hacerlo de un día para otro.           

Después de reposar la masa:

Pasado el tiempo de reposo, lo desmoldamos, es muy fácil solo tienes que despegar los laterales con un cuchillo y darle la vuelta con un plato y sale enseguida. Cortamos las raciones, yo lo corté a cuadraditos y me salieron 15 trocitos.

 

  1. Preparamos un plato con un poco de maizena para rebozar y en otro plato un par de huevos bien batidos.                                                                           
  2. En una sartén vertemos aceite de girasol abundante y calentamos a un fuego no alto del todo, para que no se nos queme.
  3. Mientras tanto, rebozamos nuestros trocitos de leche frita, primero los pasamos por la maizena, que queden bien rebozados, le retiramos el exceso de harina, seguidamente lo rebozamos en el huevo y a la sartén. Verás que se fríe enseguida, dale la vuelta para que no se queme, y cuando estén doraditos por ambas caras, vamos incorporándolos en un plato con papel absorvente.                                                               
  4. Preparamos en un plato un poco de azúcar y canela al gusto y removemos y cuando los trocitos estén tibios los vamos rebozando en esta mezcla. Y los dejamos reposar en un plato.                                                                                                                                                                                                                     
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

 Y ya tenemos nuestra Leche Frita!! Muy sencillo de verdad!!
                                                                                                                                                                               Que aproveche!!                 

 

 

Tarta de Queso

Hoy he amanecido con un pequeño antojo de tarta de queso… y me he dicho… bueno a ver si encontramos una receta clásica pero a la vez sencilla y aún vamos a intentar que sea más sencilla, ayudándonos con la panificadora. Este paso perfectamente lo podemos obviar pasándolo directamente por la batidora.

Tarta de Queso con caramelo líquido

Como en mi casa no somos muy amantes de la mermelada, he terminado haciendo una cheesecake con caramelo líquido… por variar. 😂

Ingredientes Tarta de Queso:

  • 3 huevos tamaño L
  • 150 gr. de azúcar
  • 3 yogures naturales
  • 300 gr. de queso para untar
  • 120 gr de harina repostería
  • 2 cucharadas de postre de levadura tipo royal
  • Caramelo líquido ( mermelada o lo que quieras)

Preparación Tarta de Queso:

  1. Batimos los huevos y los echamos a la cubeta de la panificadora.
  2. Ponemos en marcha en el programa 9, que vaya amasando.
  3. Introducir en la cubeta con los huevos, los tres yogures ( yo he usado los naturales normales, pero si son griegos conseguiremos una textura más suave y menos ácida).
  4. Introducir el azúcar y dejar amasando hasta que pite, que son unos 10 minutos.
  5. Cuando pite, volver a programarlo en amasado al 9, y vamos introduciendo el queso crema, incorporando media barqueta en cada aspa, para que lo amase mejor.
  6. Tamizar la harina con la levadura e incorporarlo a la cubeta y dejar que termine el programa.      
  7. Una vez finalice, le quitamos las aspas y programamos al 15 que es 1 hora y lo ponemos en tueste medio.                                                                              
  8. Dejamos enfriar en la cubeta para poder desmoldarlo mejor. 
  9. Una vez desmoldado, lo tapamos y lo metemos en la nevera, recordar que lleva huevos, queso y yogur, por lo que cuanto antes a la nevera, mejor. Yo aconsejo decorar al momento de servir.
Espero que os haya gustado!! ya habéis visto lo fácil que es!!
 

                                        ¡¡Que aproveche!!💓 

 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 

Bizcoflan

Hoy os traigo una Receta de panificadora, un bizcoflan!!

Hace poco me regalaron una panificadora, siempre he querido hacer mi propio pan en casa… la cuestión es, que no tenia ni idea de todo lo que se puede llegar hacer con una!

Investigando, viendo páginas de compañeras que utilizaban mucho sus panificadoras para hacer postres, me decidí hacer uno yo misma, a ver que tal!

Me decidí por este Bizcoflan, para poder comprobar la calidad del bizcocho y la del flan hecho en panificadora, y así mataba dos pájaros de un tiro.

Comencemos!! Los ingredientes para esta receta de panificadora – bizcoflan serán:

Ingredientes para el flan:

  • 4 huevos
  • 100 grs. de azúcar
  • 1 cucharada sopera de azúcar vainillado ( o una de esencia de vainilla)
  • 500 ml de leche templada
  • Caramelo líquido

Ingredientes para el bizcocho:

  • 3 huevos
  • 100 gr. de azúcar
  • Una pizca de sal
  • 40 grs. de cacao en polvo
  • 100 gr. de harina de trigo
  • 8 grs. de levadura para postres
  • 1 cuch. sopera de miel

Preparación del bizcocho:

  1. En primer lugar, quitaremos las aspas a la cubeta de la panificadora y le echaremos el caramelo líquido.                                                                             
  2. En un bol incorporaremos, los huevos, con el azúcar y una pizca de sal. Los batiremos con una batidora y varillas, hasta que los huevos blanqueen y quede una mezcla esponjosa.
  3. A esta mezcla le incorporaremos la harina, la levadura, el cacao y la miel. Batiremos con las varillas hasta dejar una mezcla sin grumos. Y por último, incorporaremos la masa del bizcocho dentro de la cubeta de la panificadora.                                                                 

Preparación del Flan:

  1. En un bol batimos con la batidora con aspas, los huevos, con el azúcar y la leche templada, hasta que quede toda bien batido e incorporado.
  2. Echar la mezcla dentro de la cubeta con la ayuda de una cuchara, para conseguir que el flan quede arriba sin mezclarse mucho con el bizcocho.                                     
  3. Introducir la cubeta en la panificadora y usar el programa número 15 “horneado”, por defecto en la panificadora viene programada en una hora, así que le restaremos 15 minutos con las flechas que tiene en el lado izquierdo, dejando nuestro bizcoflan 45 minutos de horneado a tostado “medio”.

Y aquí está el resultado!!

Bizcoflan en panificadora

Consejo: No lo desmoldéis hasta que no esté completamente frío. Sólo tendréis que poner un plato en el borde de la cubeta y darle la vuelta, como en una tortilla, y así conseguiremos que se quede bajo el bizcocho y arriba el flan.

Como podéis ver quedarán los dos agujeros de las aspas de la cubeta, pero eso se arregla con un poquito de imaginación… y de nata montada!!

Bizcocho de yogur

Este Bizcocho de yogur al microondas es para todas aquellas personas (incluida yo…) que por no tener que esperar mientras se precalienta el horno y luego estar una hora controlando que no se me queme el bizcocho… no lo hago… Hasta hoy amig@S!! Ya no hay excusa que valga!.

Aquí tenéis una receta de las de toda la vida, este bizcocho de yogur que hemos visto hacer cientos de veces a nuestras madres o incluso a nuestras abuelas!.

Es muy sencillo por que no hay que ir pesando nada, el vaso del yogur será nuestro medidor.

Espero que os guste esta receta de bizcocho de yogur al microondas, un poco personalizada.

Ingredientes:

  • 4 huevos grandes o 5 medianos
  • 2 vasos de yogur de azúcar
  • Ralladura de un limón
  • Un sobre de levadura
  • 1 vaso de yogur de aceite de oliva suave
  • 1 cucharadita de canela
  • 3 cucharadas de cacao en polvo (yo le he puesto cola cao)
  • 1 yogur ( yo lo he puesto de plátano)
  • 3 vasos de yogur de harina de respostería

Preparación del Bizcocho al microondas:

Tiempo necesario: 25 minutos.

Preparación de un bizcocho de yogur al microondas:

  1. En primer lugar:

    Engrasamos el molde que vayamos a utilizar, que sea apto para microondas, con mantequilla y un poco de harina para que no se nos pegue el bizcocho.

  2. Separamos las yemas de las claras:

    Y montamos las claras a punto de nieve con una pizca de sal. Reservamos en la nevera

  3. En un bol mezclamos:

    Las yemas con el azúcar hasta que blanqueen, y le añadimos el yogur, la ralladura de limón, la canela, y el aceite.

  4. Una vez todo mezclado:

    Le incorporaremos la harina, con la levadura y el cacao, ya tamizado (el cacao es opcional, yo se lo pongo para que de un poco de color al bizcocho)

  5. Añadir las claras:

    Ahora con la masa del bizcocho bien mezclada, le vamos añadiendo las claras que teníamos reservadas, poco a poco y con movimientos envolventes para que no se nos bajen.

  6. Al microondas:

    Una vez todo mezclado, vertemos en nuestro molde apto para microondas y lo horneamos a máxima potencia durante 12 minutos.
    En este punto deciros que cada microondas es diferente, yo lo he ido poniendo desde los 8 minutos poco a poco, hasta llegar a los 12 minutos, así evitaremos que se nos pase y se quede duro.

  7. Enfriar:

    Una vez pasado el tiempo de cocción, dejar enfriar unos 5 minutos antes de desmoldar, no lo dejéis mucho más tiempo porque se podría humedecer con el calor y lo echaríamos a perder.

  8. Desmoldar:

    Pasado los 5 minutos, desmoldamos y dejamos enfriar del todo sobre una rejilla.

  9. Adornar al gusto!:

    Yo le he hecho un glassé, 8 cucharadas de azúcar glass con 5 cucharadas de agua. Pero podéis hacer un montón de cosas! rellenarlo de crema pastelera o mermelada y cubrirlo con chocolate… estaría delicioso de cualquier forma!!

Yo lo tengo guardado en un lugar fresco dentro de una tartera, y aguanta muy bien sin secarse 5 ó 6 días… aunque ya os digo yo que seguro que no llega al día siguiente!! 😂 Que aproveche!!

El mejor postre para Navidad! El Flan de Huevo enriquecido con turrón, el ingrediente navideño!!. Muy fácil de hacer.

Flan de Turrón con nata y huevo

La forma en que lo vamos a cocinar es la tradicional, al baño maría. También se pueden hacer de otras maneras, como por ejemplo sin horno, a base de cuajada para que cuaje y a la nevera, es una forma muy sencilla, o al microondas o incluso a la olla express. Pero es que esta receta es tán fácil que he decidido hacerla como nos lo hacían nuestras abuelas.

El flan puede que sea un de los postres más consumido en España, ya que es realmente versátil, en esta ocasión haremos flan de huevo con turrón, pero se puede hacer de chocolate, de dulce de leche, de caramelo, de queso, de vainilla… un sinfín!!

Vamos con los ingredientes de nuestro Flan de Huevo con Turrón:

Ingredientes:

  • Tableta de turrón blando de almendras
  • 4 cucharadas soperas de azúcar
  • 1/2 litro de leche entera
  • 6 huevos M

Para el caramelo:

  • 5 cucharadas de azúcar
  • 2 cucharadas de agua

Tiempo necesario: 5 días.

  1. Para hacer caramelo

    En un cazo a fuego medio, incorporamos el azúcar y el agua y dejamos que se cocine.
    Cuando empiece a oscurecerse, hay que prestarle atención para que no se queme.
    Cuando las burbujitas sean más pequeñas y esté oscuro, estará hecho.

  2. Para hacer el Flan

    Cortamos en tacos pequeños el turrón, y lo vertemos en un recipiente con el azúcar, la leche y los huevos. Trituramos y vertemos la mezcla en el molde en que previamente habremos incorporado el caramelo.

  3. Al baño maría

    En un recipiente más grande que el molde del flan vertemos un poco de agua e introducimos el molde del flan. Metemos en el horno una vez precalentado a 180ºC y dejamos cocinar durante mas o menos una hora.

  4. Reposo

    Una vez lo saquemos del horno dejaremos enfriar a temperatura ambiente. Una vez enfriado lo meteremos en la nevera unas 4 horas.

  5. Desmoldar

    Una vez pasadas las 4 horas, sacamos el molde de la nevera y veréis que el flan se ha ido despegando del molde, por lo tanto taparemos el molde con un plato, lo giraremos y daremos un par de golpes y saldrá solo.

Dulce de Navidad, riquísimo!!

Espero que os guste… Y que aproveche!!

Si no sabes que hacer con tanto espíritu Navideño, te dejo el enlace para que no pares!!, con estos Huesos de Santo!!